Consejos para usar y conservar los geles desinfectantes correctamente

La AEMPS advierte que los geles y soluciones hidroalcohólicos para desinfectar las manos y prevenir el coronavirus son inflamables y pueden ser peligrosos, y publica consejos para su adecuado uso y conservación.
Escrito por: Eva Salabert

27/05/2020

Usar los geles desinfectantes correctamente

Los geles y soluciones hidroalcohólicas de naturaleza biocida (con capacidad para destruir patógenos) que se utilizan para desinfectar las manos y prevenir la infección por coronavirus están compuestos fundamentalmente por etanol, por lo que son inflamables y pueden resultar peligrosos, datos que deben especificarse en su etiquetado, según indican desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Los productos biocidas son inflamables y pueden causar irritación ocular grave, entre otros problemas

En la etiqueta de los productos biocidas se debe incluir la clasificación “CLP” de acuerdo con el Reglamento 1272/2008 en caso de que alguno de sus ingredientes, o una combinación de los mismos, se pueda clasificar como peligrosos, así como indicaciones y precauciones que se deben tomar para utilizarlos y conservarlos correctamente para evitar riesgos, porque debido a su elevado contenido de etanol o alcohol etílico son tóxicos en caso de ingesta y pueden provocar una irritación ocular grave.

Utilización geles desinfectantes
Etiquetado e indicaciones de seguridad para el uso de geles y soluciones hidroalcohólicas.


Fuente: amoncloa.gob.es

Pautas de la AEMPS para manipular los geles desinfectantes

Aunque los geles y soluciones hidroalcohólicas de naturaleza cosmética contienen una cantidad de alcohol variable y sus fabricantes no están obligados a incluir en su etiquetado esta información, la AEMPS ha recomendado que se tomen las mismas precauciones que con los geles y soluciones hidroalcohólicos de naturaleza biocida, y ha publicado consejos para su adecuada manipulación y conservación:

  • No aplicar geles y soluciones hidroalcohólicas en zonas sensibles o dañadas de piel o mucosas.
  • Mantener los geles y soluciones hidroalcohólicas alejados en todo momento de la exposición solar directa y otros focos de calor como superficies calientes, llamas, chispas o cualquier fuente de ignición.
  • No fumar inmediatamente después de aplicarse estos productos ni en los lugares donde se almacenen.
  • Guardarlos en un lugar fresco y bien ventilado, evitando hacerlo en zonas en las que se produzcan cambios de temperatura importantes.
  • En caso de contacto con los ojos aclararlos con agua abundante durante varios minutos, y consultar a un médico si la irritación permanece.
  • En caso de ingestión accidental hay que llamar inmediatamente al Servicio de Información Toxicológica o acudir a un médico de urgencia.

Fuente:  Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD