PUBLICIDAD

Las actividades artísticas, como cantar o bailar, mejoran tu salud

Dedicar tiempo a actividades artísticas, como cantar, bailar, leer o ir al teatro, ayuda a tratar o prevenir enfermedades como la obesidad, la diabetes o incluso trastornos mentales, según un informe de la OMS.
Escrito por: Natalia Castejón

13/11/2019

Bailar mejora la salud

La salud de las personas podría mejorar si realizan actividades artísticas, como el baile, la lectura, el cante o ir a museos o al teatro. Así lo ha dado a conocer la oficina regional en Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras analizar y revisar un total de más de 3.000 estudios sobre la materia en 900 publicaciones, la investigación más exhaustiva sobre la relación entre salud y arte, según la propia organización.

El informe Cuál es la evidencia sobre el rol de las actividades artísticas en la mejora de la salud y el bienestar afirma que las artes influyen de manera positiva en la prevención de enfermedades, la promoción de la salud y el manejo de patologías a lo largo de todas las etapas de la vida, desde que nacemos hasta en la tercera edad, e incluso pueden ayudar en el tratamiento de algunas enfermedades, como el párkinson, la obesidad, la diabetes o los trastornos mentales.

La música podría ayudar a reducir los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer, como la somnolencia, las náuseas o la falta de apetito

El canto, según la investigación, podría mejorar la memoria episódica, la atención y la capacidad de ejecución de las personas, y la música en general ayudaría a fortalecer las funciones cognitivas en pacientes con demencia. Uno de los ejemplos que ha dado a conocer Piroska Östlin, director regional interino de la OMS en Europa, es el efecto beneficioso de la lectura nocturna a los niños, que consiguen dormir más y tienen tasas más altas de atención en clase.

Los payasos y la música pueden ayudar a controlar la ansiedad y el dolor

Se ha descubierto que la música o las actividades relacionadas con el arte reducen los efectos secundarios derivados de los tratamientos contra el cáncer, tales como falta de apetito, somnolencia, náuseas o insuficiencia respiratoria. También han encontrado que ante situaciones de emergencia, la artesanía, los payasos o la música puede hacer que se controle mejor la ansiedad, la presión arterial y el dolor, especialmente en los niños y en sus padres, por ello es una de las celebraciones que más se lleva a cabo en las áreas infantiles de los hospitales.

En el caso de las personas mayores, el baile es uno de sus mayores aliados. Practicar algún tipo de baile de salón puede favorecer las funciones motrices en las personas que padecen párkinson, además de ayudar a que se mantengan activos físicamente y se relacionen con los demás, algo importante para el bienestar mental.

Con estos resultados, cabe pensar que las actividades artísticas podrían utilizarse en la asistencia sanitaria como un complemento de los tratamientos, además, explican, podría ser incluso más rentables que los biomédicos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD