Sanidad retira las mascarillas con grafeno por posibles riesgos

Madrid ha sido la última, después de Castilla y León y País Vasco, en retirar del mercado las mascarillas que contienen grafeno de un fabricante chino, pues podrían resultar peligrosas para la salud si se llega a inhalar partículas de este material.
Escrito por: Natalia Castejón

16/04/2021

Retiran las mascarillas con grafeno

Hace casi un año se empezó a barajar la posibilidad de que el grafeno, un nanomaterial compuesto de átomos de carbono unidos que crean una superficie, podrían ser eficaces en la protección frente al SARS-CoV-2 debido a sus propiedades antivirales y antibacterianas, por lo que se empezaron a crear mascarillas con este material en su composición. Sin embargo, las autoridades sanitarias de Canadá han informado de posibles riesgos para la salud de inhalar partículas de grafeno tras estudios preliminares que indican que "podrían causar toxicidad pulmonar temprana en animales. Sin embargo, aún se desconoce la posibilidad de que las personas inhalen partículas de grafeno de las mascarillas y los riesgos para la salud relacionados, y pueden variar según el diseño de la mascarilla".

Para saber a ciencia cierta como afecta el grafeno o biomasa de grafeno en la salud de las personas, Canadá ha comenzado a hacer investigaciones científicas al respecto. Mientras se llega a una conclusión clara, como medida de precaución, Madrid, Castilla y León y el País Vasco han ordenado retirarlas de la comercialización y cesar el uso de todas las mascarillas que tengan este material en su composición.

Las nanopartículas del grafeno de las mascarillas podrían inhalarse, lo que provocaría una inflamación de las mucosas y consecuencias similares a la exposición al amianto

Tal y como ha informado la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), los modelos concretos que se han solicitado sean retirados del mercado son: la mascarilla quirúrgica IRR, desechable de grafeno y biomasa, perteneciente al fabricante Shandong Shengquan New Materials Co. Ltd y que se ha distribuido por Amevisa S.A.U., y el cubrebocas FFP2 Healfiber, que pertenece al mismo fabricante que la anterior y que comercializa Iturri S.A.

Riesgos de inhalar partículas de grafeno

El grafeno es un material que se ha descubierto relativamente hace poco, y tiene propiedades muy interesantes, como ser muy buen conductor del calor y de la electricidad. Además, se suele utilizar en sensores y tejidos, por ejemplo, en chalecos antibalas, pues se puede cortar, pero no se puede romper por impacto.

Al parecer, el riesgo de las mascarillas con grafeno podría estar en que se utilizan recortes del material, y no laminas superpuestas, por lo que existe un riesgo elevado de que se pueda inhalar las nanopartículas del compuesto. Esto podría derivar en una inflamación de las mucosas y en la afectación de los alveolos de los pulmones, con consecuencias similares a la exposición al amianto, aunque esto todavía se está estudiando.

Por todo lo anterior, y hasta que se conozcan mejor los efectos de estas partículas de grafeno en la salud de las personas, se aconseja no usar estas mascarillas contra el COVID-19, que principalmente fueron distribuidas entre policías, sanitarios y profesores, y en algunas empresas, entre otros grupos y centros de salud de Sevilla o la capital, como en el hospital Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes) o el Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares), y también en el Ayuntamiento de Madrid.

Además, desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) piden que “se informe adecuadamente y con transparencia a los comités de Seguridad y Salud Laboral sobre estos riesgos, paralizando el uso o distribución de las mascarillas que contengan grafeno”.

En cualquier caso, hasta el momento no se ha detectado ningún efecto adverso por la utilización de estas mascarillas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD