Ver demasiada tele entre los 40 y 50 años deteriora la salud cerebral

Las personas de mediana edad que ven la televisión de manera moderada o excesiva tienen más riesgo de deterioro cognitivo y de una reducción en la materia gris del cerebro en el futuro, según indican tres estudios preliminares.
Escrito por: Natalia Castejón

28/05/2021

Mucha tele a los 40 empeora la cognición

Pasar muchas horas al día viendo la televisión en la mediana edad podría aumentar el riesgo desarrollar deterioro cognitivo  y tener menores volúmenes de materia gris en el cerebro más adelante en la vida. Así lo han demostrado 3 estudios preliminares que se han presentado en la Conferencia de Epidemiología, Prevención, Estilo de Vida y Salud Cardiometabólica 2021, celebrada la semana pasada por la American Heart Association.

Las investigaciones tomaron las horas de visualización de la televisión como medida del comportamiento sedentario de los participantes, que tenían entre 40 y 60 años y desvelaron que aquellos que auto informaron de haber pasado cantidades moderadas a excesivas delante de este dispositivo presentaban un mayor deterioro cognitivo y hasta una reducción del 0,5% en el volumen de materia gris cerebral a los 70 y 80 años, en comparación con los que habían dicho que le dedicaba muy poco tiempo a la televisión.

Ver demasiado la televisión se asoció a un 7% menos de función cognitiva en un plazo de 15 años y hasta un 0,5% de reducción del volumen de la materia gris cerebral

Esto es significativo ya que la materia gris está relacionada con funciones cerebrales muy importantes, cómo la visión, el control muscular, la audición y la toma de decisiones, por lo que a mayor cantidad de materia gris cerebral mejores habilidades cognitivas se tendrán. Concretamente en uno de los estudios se encontró que ver la televisión de manera moderada a alta en la mediana edad causaba un 7% más de reducción de la función cognitiva en un plazo de 15 años.

No todas las actividades sedentarias afectan igual al cerebro

“Nuestros hallazgos sugieren que la cantidad de tiempo que se ve la televisión, un tipo de comportamiento sedentario, puede estar relacionado con el deterioro cognitivo y los marcadores de imagen de la salud del cerebro. Por lo tanto, reducir los comportamientos sedentarios, como ver televisión, puede ser un objetivo importante de modificación del estilo de vida para respaldar una salud cerebral óptima”, explica Priya Palta, autora principal de uno de los estudios.

Sin embargo, hay que destacar que en el contexto de la salud cognitiva y cerebral no todos los comportamientos considerados como sedentarios son iguales. En función de esto hay que destacar que las actividades sedentarias no estimulantes, en la que se incluye ver la televisión, se han asociado a un mayor riesgo de deterioro cognitivo, mientras que las tareas sin movimiento pero estimulantes, como la lectura o los juegos de mesa, se han relacionado con una cognición buena y una probabilidad reducida de demencia.

Las tareas sedentarias pero estimulantes, como la lectura o los juegos de mesa, están relacionadas con una buena cognición y menos riesgo de demencia

A pesar de todos estos resultados los investigadores han recalcado que no se pueden sacar conclusiones precipitadas, pues sus estudios no pueden determinar por qué ver televisión se vinculó a estos resultados, no pueden afirmar a ciencia cierta que se deba al comportamiento sedentario o a otros factores relacionados con ver este aparato, cómo podría ser un mayor consumo de alimentos.

Por todo ello, afirman que necesitan más estudios que utilicen medidas objetivas, cómo rastrear la actividad, para poder hacer una relación más detallada de la visualización de televisión y del sedentarismo que conlleva, con sus efectos en el deterioro cognitivo y en los marcadores de salud cerebral.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD