PUBLICIDAD

El azúcar no mejora tu ánimo, hace que estés cansado y menos alerta

Existe la creencia popular de que el azúcar te ayuda a estar alerta y a mejorar tu estado de ánimo, sin embargo, un reciente estudio lo ha desmentido e incluso afirma que te hace sentir más cansado y reduce tu atención.
Escrito por: Natalia Castejón

09/04/2019

Concepto de azúcar y ánimo

Son muchas las personas que recurren a tomar algún alimento con azúcar cuando tienen sensaciones de ansiedad, depresión, tristeza o estrés, o cuando necesitan mejorar su atención; sin embargo, un reciente estudio realizado por la Universidad de Warwick, la Universidad de Lancaster (Reino Unido) y la Universidad de Humboldt de Berlín (Alemania) ha desmentido que la ingesta de azúcar ayude en este sentido, y ha alertado de que sus efectos son precisamente los contrarios, ya que el consumo de azúcar aumenta la fatiga y el cansancio y reduce el estado de alerta.

Para obtener estos resultados, que han sido publicados en la revista Neuroscience & Biobehavioral Reviews, se han analizado 31 estudios previos que contaban con la participación de 1.259 individuos. Los autores querían saber si el consumo de carbohidratos tenía algún efecto en diferentes estados de ánimo, como la ira, la fatiga, la depresión o la alerta de las personas, y en la realización de las actividades físicas y mentales exigentes.

Adiós al mito de que el azúcar mejora el ánimo y la atención

Los hallazgos demostraron que el azúcar no tenía ningún efecto en el ánimo o en la práctica de actividades físicas, y aquellos que lo tomaban veían aumentada su fatiga en los 30 minutos posteriores a su consumo, y una hora después de tomar alimentos azucarados las personas tenían un estado de alerta inferior que aquellos que no habían tomado el dulce. Esto contradice el mito de que el azúcar mejora el humor y aumenta la atención al momento, independientemente de la cantidad ingerida o la variedad.

Una hora después de tomar azúcar las personas estaban más cansadas y su atención se había reducido

Con esta investigación, los autores pretenden que se tomen medidas tanto políticas como de salud pública, para conseguir reducir el consumo de azúcar –mediante alternativas más saludables– y desterrar esta creencia, que puede estar fomentando que se incrementen los casos de obesidad y sobrepeso, además de la prevalencia de diabetes y síndrome metabólico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD