PUBLICIDAD

Dormir ayuda a reforzar el sistema inmune para combatir infecciones

Dormir puede mejorar la respuesta de las células T del sistema inmune frente a las infecciones, lo que ayuda a explicar los efectos beneficiosos del sueño y los perjuicios de condiciones como el estrés crónico.
Escrito por: Eva Salabert

15/02/2019

Hombre durmiendo para reforzar su sistema inmune

Los expertos están de acuerdo en que dormir es imprescindible para la vida y proporciona beneficios para la salud física y mental, aunque aún no saben por qué. Ahora, un estudio de la Universidad de Tubinga (Alemania) puede ayudar a desvelar este misterio porque ha comprobado que el sueño mejora la capacidad de las células T del sistema inmune para hacer frente a las infecciones, lo que podría ayudar a explicar cómo un descanso reparador puede combatir este problema de salud, mientras que el estrés crónico, por el contrario, aumenta nuestro riesgo de enfermar.

Los autores del trabajo, que se ha publicado en Journal of Experimental Medicine, analizaron los efectos que tenían un conjunto de moléculas de señalización, denominadas agonistas de receptores acoplados a Gas, sobre la capacidad de las células T para activar sus integrinas tras identificar su objetivo, porque se sabe que muchas de estas moléculas son capaces de suprimir el sistema inmune.

Estos hallazgos podrían ayudar a desarrollar nuevas opciones terapéuticas que aumenten la capacidad de las células T para unirse a sus objetivos

Compararon células T obtenidas de personas sanas mientras dormían o cuando se mantenían despiertos durante toda la noche, y observaron que las células procedentes de los que estaban dormidos presentaban niveles significativamente más elevados de activación de integrina, que las que procedían de los individuos despiertos. Además, comprobaron que los efectos beneficiosos del sueño sobre la activación de la integrina de las células T se producían gracias a la reducción de la activación del receptor acoplado a Gas.

El sueño mejora la efectividad de la respuesta de las células T

La doctora Luciana Besedovsky –codirectora del estudio– ha explicado que los resultados del mismo revelan que el sueño tiene la capacidad de mejorar la efectividad de la respuesta inmunitaria de las células T, y que esto es muy importante debido a la elevada prevalencia de los trastornos del sueño y otras patologías y problemas de salud asociados a dichos trastornos como el estrés crónico, el trabajo por turnos, la depresión o el envejecimiento.

Los hallazgos de la investigación no solo contribuyen a explicar los beneficios de tener un sueño de calidad y el negativo impacto sobre la salud de sufrir estrés continuado y sus consecuencias, sino que también podrían ayudar a desarrollar nuevas opciones terapéuticas que aumenten la capacidad de las células T para unirse a sus objetivos, una estrategia que no solo resultaría útil para combatir enfermedades infecciosas, sino también en los tratamientos de inmunoterapia frente al cáncer que se basan en que estas células eliminen a las células cancerosas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD