La alteración de los ritmos circadianos aumenta el riesgo de alzhéimer

Estar expuesto a la luz de manera crónica altera los ritmos circadianos que regulan los patrones de sueño y vigilia, lo que podría provocar déficits cognitivos y pérdida de memoria asociados a enfermedades como el alzhéimer.
Escrito por: Natalia Castejón

20/08/2021

Concepto de ritmo circadiano

Nuestro cuerpo tiene un reloj biológico que sirve para que funcione de manera correcta de día y de noche y alterar estos ritmos circadianos puede causar problemas de salud física y mental. Un reciente estudio de la Universidad Shoolini, ha descubierto que la exposición crónica a la luz altera este ritmo circadiano y deteriora la memoria, un rasgo característico de enfermedades como el alzhéimer.

En la investigación, que se ha publicado en ACS Chemical Neuroscience, se han analizado los efectos que tenía la alteración de los ritmos circadianos causada por una exposición crónica a la luz sobre la fisiología y las capacidades funcionales de ratas Wistar. Los autores ya habían hecho un estudio anterior en el que expusieron a los roedores de forma crónica a la luz durante un periodo de dos meses y encontraron que presentaban déficits cognitivos y acumulación subclínica de beta amiloide, una proteína relacionada con la enfermedad de Alzheimer.

La fluoxetina previno la acumulación de beta amiloide y el daño oxidativo y rescató los déficits de memoria y cognitivos en las ratas que recibieron el fármaco

Los resultados del estudio indicaron que la exposición a la luz era capaz de interrumpir la expresión de genes como Per2, y que además se desregularon los marcadores de estrés oxidativo en la región del núcleo supraquiasmático (SCN), el principal controlador del ritmo circadiano en el organismo. También observaron que los neurotransmisores como el glutamato y el ácido γ-aminobutírico (GABA) estaban desregulados en las ratas expuestas a la luz y tenían perfiles metabólicos alterados.

La fluoxetina podría ayudar a revertir los déficits de memoria

“Las células de varios órganos del cuerpo están sincronizadas con el ciclo día-noche y liberan diferentes sustancias bioquímicas, incluidas las hormonas, de una manera específica en el tiempo. La expresión prematura de estas hormonas puede desencadenar ansiedad, deterioro cognitivo y pérdida de memoria, todos síntomas de trastornos cerebrales como el alzhéimer”, explica Rohit Goyal, director de la investigación.

En base a todos los hallazgos los investigadores lanzaron la hipótesis de que la fluoxetina, un medicamento para tratar la ansiedad y la hiperactividad, podría tener la capacidad de aliviar los problemas fisiológicos y funcionales relacionados con la alteración del ritmo circadiano. Más tarde encontraron que este fármaco previno la acumulación de beta amiloide y el daño oxidativo y restauró los déficits de memoria y cognitivos en las ratas que lo recibieron.

Los autores recomiendan realizar cambios en el estilo de vida que favorezcan la exposición a la luz natural y un buen descanso nocturno para poder reducir el riesgo de desarrollar trastornos neurológicos. Además, creen que la disciplina india del yoga y una pautas nutricionales adecuadas podrían promover la salud y reducir las probabilidades de desarrollar demencias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD