Usar cigarrillos electrónicos duplica el riesgo de disfunción eréctil

Los hombres que vapean con cigarrillo electrónico a diario tienen 2,4 veces más probabilidades de sufrir disfunción eréctil, una asociación que sería independiente de la edad o de sus factores de riesgo cardiovascular.
Escrito por: Eva Salabert

02/12/2021

Asocian e-cigarette a disfunción eréctil

La disfunción eréctil (DE) puede deberse a diferentes causas, y el tabaquismo es uno de los factores de riesgo que favorecen su aparición. Una nueva investigación ha encontrado ahora que el uso diario de e-cigarette o cigarrillo electrónico, también conocidos como sistema electrónico de administración de nicotina (en inglés Electronic Nicotine Delivery Systems o ENDS), también puede aumentar el riesgo de desarrollar este trastorno sexual.

Se trata del primer estudio que ha evaluado esta asociación y ha sido realizado por investigadores de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York y la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. Sus resultados, que se han publicado en Journal of Preventive Medicine, indican que los varones de entre 20 y 65 años de edad sin antecedentes de enfermedad cardiovascular que utilizan e-cigarette todos los días tienen 2,4 veces más probabilidades de sufrir disfunción eréctil que los que nunca han usado estos dispositivos. Esta asociación fue independiente de la edad, los problemas cardiovasculares y otros factores de riesgo que pueden influir en la aparición de la DE.

PUBLICIDAD

“Dado que muchas personas usan los cigarrillos electrónicos como una forma de reducir el daño causado por el tabaquismo o para ayudarlos a dejar de fumar, debemos investigar a fondo la relación entre los productos de vapeo y la disfunción eréctil y, por lo tanto, comprender mejor las posibles implicaciones para la salud sexual de los hombres. Nuestros hallazgos subrayan la necesidad de estudiar patrones de uso de cigarrillos electrónicos que sean relativamente más seguros que fumar”, ha declarado el Dr. Omar El Shahawy, profesor asistente en el Departamento de Salud de la Población en NYU Langone y autor principal del estudio.

Los varones que usaban e-cigarette a diario tenían más de dos veces más probabilidades de informar de disfunción eréctil que aquellos que nunca usaron estos dispositivos

“Nuestros análisis tuvieron en cuenta el historial de tabaquismo de los participantes, incluidos aquellos que nunca fueron fumadores de cigarrillos para empezar, por lo que es posible que el vapeo diario de cigarrillos electrónicos pueda estar asociado con mayores probabilidades de disfunción eréctil, independientemente del historial de tabaquismo”, continúa el experto.

PUBLICIDAD

Dos veces más probabilidades de desarrollar disfunción eréctil

Para realizar la investigación se emplearon datos del Estudio de Evaluación de la Población del Tabaco y la Salud (PATH), que analizaba diferentes comportamientos de consumo de tabaco y resultados de salud, y en el que participaron 45.971 adultos estadounidenses. Los investigadores seleccionaron a 13.711 varones de 20 años o más que respondieron a una pregunta sobre disfunción eréctil. Tanmik Shah, estadístico principal y coautor del estudio, analizó la relación entre el uso de ENDS y la presencia de disfunción eréctil en la muestra completa y en una muestra restringida de 11.207 varones de 20 a 65 años que no habían recibido un diagnóstico de enfermedad cardiovascular, ajustándola por diversos factores de riesgo.

PUBLICIDAD

Los participantes fueron clasificados en aquellos que nunca usaron ENDS, los que los utilizaron en el pasado, y los que los usaban en la actualidad (de forma ocasional o diaria). Casi la mitad de los participantes eran exfumadores de cigarrillos, el 21% eran fumadores actuales de cigarrillos y el 14% consumía otros productos de tabaco.

Los varones que usaban ENDS a diario tenían más de dos veces más probabilidades de informar de disfunción eréctil (2,2 veces en la muestra completa y 2,4 veces en la muestra restringida) que aquellos que nunca usaron estos dispositivos. Se encontró una asociación significativa entre el empleo de ENDS y disfunción eréctil entre los individuos de 20 a 65 años con un IMC (índice de masa corporal) normal y sin patología cardiovascular, lo que sugiere una asociación de la DE con el uso de ENDS en un grupo de población relativamente sano.

El 10,2% de los encuestados de la muestra restringida refirió que presentaba disfunción eréctil. El 5,5% afirmó que usaba ENDS de forma ocasional, mientras que el 2,5% aseguró que los usaba a diario. Los actuales usuarios de ENDS a diario tenían más probabilidades de informar de disfunción eréctil en ambas muestras, en comparación con los que dijeron que nunca habían usado ENDS. En ambas muestras de población, la práctica de ejercicio físico se asoció con menores probabilidades de disfunción eréctil.

El estudio presenta ciertas limitaciones, ya que se analizaron datos sobre el uso de ENDS y la aparición de DE proporcionados por los propios participantes, por lo que pueden haberse clasificado de forma equivocada y también existe la posibilidad de que los encuestados hayan respondido a las preguntas influenciados por lo que piensan que puede ser percibido de forma más favorable por los demás. Tampoco se tuvo en cuenta el hecho de que los participantes pudieran estar tomando fármacos asociados a la impotencia, como antidepresivos o betabloqueantes.

Actualizado: 3 de diciembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD