4.652 pacientes han recibido un riñón de donante vivo en España

Desde que se creó la Organización de Trasplantes (ONT) hace 30 años más de 4.000 personas han recibido un riñón de un donante vivo, y en España el 86% de las familias accede a la donación tras la muerte de un ser querido.
Escrito por: Eva Salabert

03/06/2020

Donación de un riñón de donante vivo en España

El 86% de las familias en España accede a la donación de órganos y tejidos cuando fallece uno de sus seres queridos, y muchas personas donan médula ósea en vida, e incluso un órgano, lo que demuestra el elevado nivel de solidaridad de la sociedad española. De hecho, desde que se creó la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) hace 30 años hasta el pasado 31 de mayo 4.652 pacientes han recibido un trasplante renal de vivo. Por ello, con motivo de la celebración del Día Nacional de Donante de Órganos, Tejidos y Células, la ONT rinde un homenaje a los donantes y a sus familias.

Perfil del donante renal vivo

Una de las prioridades del programa nacional de donación y trasplante es proteger tanto a los donantes como a los receptores de órganos, y para ello se emplea el Registro Español de Donante Vivo Renal, una herramienta que coordinan la ONT y las Coordinaciones Autonómicas de Trasplante, y en el que participan 33 hospitales de toda España, y que ha servido para estudiar la evolución de 2.643 personas que donaron un riñón en vida entre los años 2010 y 2017.

En este Registro se guarda información referente a las características de los donantes vivos renales y la nefrectomía (que es la cirugía que hace posible la donación), así como los datos sobre el estado médico de los donantes a corto, medio y largo plazo tras la donación.

El Trasplante Renal Cruzado se basa en el intercambio de donantes renales entre dos o más parejas donante-receptor incompatibles entre sí, para formar nuevas parejas compatibles

Seis de cada 10 personas que donan un riñón en vida son mujeres y su media de edad es de 51 años. Por lo general la relación más habitual entre donante y receptor es cónyuge o pareja sentimental –en el 33% de los casos–, seguida de padre/madre (28%) y hermano/hermana (24%). Se utilizan técnicas poco invasivas para llevar a cabo la intervención quirúrgica, ya que en el 98% de los casos se recurre a la cirugía laparoscópica, y de esta forma la estancia hospitalaria suele ser de cuatro días de media.

Aunque la cirugía siempre conlleva riesgos, en el registro se puede comprobar que solo uno de cada 156 donantes necesitó una revisión quirúrgica de la cirugía antes de ser dado de alta y que al alta hospitalaria la supervivencia es del 100%, y al cabo de seis años del 99,6%, sin que se hayan notificado muertes relacionadas con la donación.

Los primeros tres meses tras la donación se aprecia una reducción de la función renal, compensada por el otro riñón en los meses siguientes, lo que permite que el donante continúe llevando una vida normal, aunque debe someterse a revisiones médicas periódicamente.

Trasplante Renal Cruzado para pacientes difíciles de trasplantar

Algunos pacientes que necesitan un riñón son incompatibles con las personas que se ofrecen a donárselos (pareja, familiares o amigos) y el Programa Español de Trasplante Renal Cruzado les da la oportunidad de mejorar sus expectativas de conseguir un órgano porque se basa en el intercambio de donantes renales entre dos o más parejas donante-receptor que son incompatibles entre sí, para formar nuevas parejas que sí son compatibles.

Esta iniciativa comenzó en el año 2009 en nuestro país, y desde entonces 238 pacientes se han beneficiado del trasplante renal cruzado, un procedimiento que se encuentra muy desarrollado en países que tienen mucha actividad de trasplante renal de donante vivo como Australia, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Holanda o Reino Unido.

Se estima que por cada donante altruista tres pacientes de media recibieron un riñón que ha mejorado su calidad de vida.

Gracias a un algoritmo matemático se pueden realizar combinaciones que identifiquen a las parejas compatibles. Además, este sistema está apoyado por un  Protocolo de actuación específico y la constante cooperación entre los profesionales que se encargan de este programa en la ONT, los nefrólogos y urólogos de los equipos de trasplante renal, los servicios de Inmunología y las coordinaciones hospitalarias y autonómicas de trasplante. Esto también requiere de un complejo proceso logístico para trasladar los riñones en el que se colabora con servicios de ambulancias, compañías aéreas y Renfe.

Las opciones de llevar a cabo la donación y el intercambio renal aumentan cuando participan en el cruce una mayor cantidad de parejas, con mayor heterogeneidad genética, por ello, el programa se ha internacionalizado y en la actualidad existe el Programa de Trasplante Renal Cruzado Internacional de la Alianza de Trasplantes del Sur, en el que junto a España participan Italia y Portugal.

Donación altruista: el 'buen samaritano'

El donante altruista o 'buen samaritano' es una figura que se ha incorporado al Programa Español de Trasplante Renal Cruzado. Se trata de una persona que decide donar un riñón en vida a un desconocido que lo necesite, y en los últimos 10 años ya se han interesado 221 personas en ello, que han sido entrevistadas por personal de la ONT. Al final 18 personas se convirtieron en donantes efectivos tras superar la evaluación médica y psicosocial, y gracias a ellos ha sido posible iniciar 17 cadenas de trasplantes cruzados que han permitido trasplantar a 55 pacientes.

El perfil del donante buen samaritano es el de un varón con una media de 48 años de edad, sin cargas familiares, y que ya eran donantes de sangre o de médula ósea y tenían tarjeta de donante, y colaboraban con ONG o eran miembros de alguna de estas organizaciones con fines altruistas. Se estima que por cada donante altruista tres pacientes de media recibieron un riñón que ha mejorado su calidad de vida.

Donación de vivo en la crisis del coronavirus

La pandemia por coronavirus ha afectado a la actividad de trasplante de donante vivo, y estos procedimientos se han pospuesto hasta que se mejorase la situación epidemiológica, pero incluso con la crisis sanitaria se ha llevado a cabo un trasplante hepático de donante vivo, y en las últimas tres semanas se ha ido reactivando el programa de trasplante renal de donante vivo y ya se han realizado seis intervenciones.

Respecto al resto de órganos, los últimos datos proporcionados por la ONT, indican que desde el anuncio del Estado de Alarma el 13 de marzo hasta el 31 de mayo se han realizado 379 trasplantes a partir de 171 donantes.

Fuente: Ministerio de Sanidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD