PUBLICIDAD

Una vez diagnosticado el cáncer de mama, antes o después de iniciar el tratamiento con quimioterapia, se extirpa el tumor mediante una operación quirúrgica mayor que puede ser:

  • Conservadora: se extirpa el tumor y algo de tejido sano (tumorectomía) o de un cuadrante del tejido mamario donde se encuentra el mismo (cuadrantectomía).
  • Mastectomía: según el tipo de tumor se extirpa toda la mama, incluidos pezón, areola y la piel, o bien puede conservarse la areola y el pezón o la piel. A la mayoría de las mujeres que se someten a esta intervención ya se les ofrece la posibilidad de realizar una reconstrucción mamaria, bien en el mismo momento de la mastectomía, o posteriormente, según el tratamiento que luego vaya a recibir la paciente, o la valoración del equipo médico.

Síntomas de la mastectomía

Esta intervención quirúrgica conlleva una serie de molestias, que dependen de la cantidad de tejido extirpado y de las características de la propia paciente, pero por lo general esta experimentará:

  • Rigidez y dolor del brazo, cuello o del hombro: que impide la completa movilidad del miembro.
  • Granuloma de sutura: se forma una masa de tejido en la zona de un punto de la cirugía, a veces favorecida por la radioterapia. Se siente un bulto que puede causar rigidez, presión o dolor.
  • Queloides: en algunas pacientes se forma en la cicatriz un depósito exagerado de colágeno que ocasiona una sobre producción de tejido cicatrizal, formándose cicatrices hipertróficas y queloides
  • Contracturas musculares: se puede producir a nivel escapular cierto enrollamiento de los hombros, es decir, la paciente echa los hombros hacia delante, como si estuviera encogida. Esa postura genera dolor e importantes contracturas musculares.

Tratamiento de las secuelas de la mastectomía

Muchas de las secuelas que puede causar la mastectomía se pueden prevenir con unos sencillos consejos, que además favorecen la recuperación de la paciente tras la cirugía:

  • Ejercicios con el brazo: tras la intervención quirúrgica no hay que dejar el brazo inmovilizado completamente. El médico o la enfermera indican una tabla de ejercicios suaves para realizar con el brazo, para evitar la rigidez del brazo y del hombro.
  • Cuidados de la cicatriz: si se ha formado tejido cicatrizal, el cirujano recomendará la aplicación de cremas que ayudan a reducir las cicatrices. También se puede acudir a un fisioterapeuta experto para mejorar el estado de las cicatrices y sus posibles adherencias.
  • Tratamiento para las queloides: para tratar las cicatrices hipertróficas o queloides, hay que consultar con un dermatólogo, que utilizará tratamientos médicos como aplicar corticoides en la cicatriz. También en algunos casos se aconseja utilizar la tecnología láser pulsada para mejorar el aspecto de la misma.
  • Fisioterapia: las técnicas de fisioterapia ayudan a relajar los músculos afectados por la mastectomía, a tratar los problemas musculares y a recuperar la movilidad del brazo afectado.
  • Reconstrucción mamaria: si con la mastectomía no se realizó la reconstrucción y supone una importante pérdida de la autoestima y una percepción distorsionada de la imagen, se puede plantear la posibilidad de una reconstrucción mamaria, con implantes mamarios, o con tejidos del abdomen, de la espalda o de los glúteos de la propia paciente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD