PUBLICIDAD

Dormir la siesta a diario puede ayudar a controlar la presión arterial

Las personas que duermen la siesta durante el mediodía reducen 3 mmHg la presión arterial sistólica por cada hora de descanso, de esta manera se reduce el riesgo de desarrollar algún evento cardiovascular.
Escrito por: Natalia Castejón

08/03/2019

Hombre durmiendo la siesta y midiendo su presión arterial

Cada vez son más los estudios que apoyan los beneficios de la siesta, además de ayudar a tomar decisiones importantes y fortalecer el cerebro, según una nueva investigación también podría ayudarnos a bajar la presión arterial y, por tanto, a reducir el riesgo de eventos cardiovasculares, como un ataque al corazón o un ictus.

El trabajo será presentado en la 68ª Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología, que se celebrará desde el 16 al 18 de marzo de 2019 en Nueva Orleans (EE.UU.), y para realizarlo analizaron los datos del sueño y presión sanguínea de 212 personas de 62 años de media y un promedio de 130 mmHg arterial sistólica. Además, una cuarta parte de los participantes era fumador o tenía diabetes tipo 2 y se tuvo en cuenta la ingesta de alcohol, sal, café, medicamentos y la cantidad de ejercicio físico realizado.

Mejores niveles de presión arterial tras la siesta

A todos se les midió la presión arterial durante todo un día y se compararon los resultados del grupo que había dormido 49 minutos de siesta de los que no. Los resultados mostraron que los que habían descansado durante el mediodía tenían unas lecturas mejores –128.7 sistólica y 76.2 diastólica– que aquellos que habían permanecido despiertos –134.5 sistólica y 79.5 diastólica–.

Al disminuir la presión sanguínea al dormir la siesta también se reduce hasta un 10% el riesgo de accidente cardiovascular

En conclusión, vieron que en promedio los que dedicaron unos minutos a la siesta tenían 5mmHg menos de presión arterial que los que no. Además, encontraron que por cada hora de siesta la presión sistólica bajaba de media 3 mmHg, esto se resume a un 10% menos de riesgo de accidente cardiovascular.

Según el Dr. Manolis Kallistratos, cardiólogo del Asklepieion Voulas General Hospital (Grecia) y coautor del estudio, con estos resultados no quieren alentar a las personas a que duerman en exceso durante el día, pero sí que pretenden dar a conocer los beneficios de echar una cabezada corta después de la hora de comer.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD