EE.UU. prueba en humanos una segunda vacuna contra la COVID-19

Una vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica Inovio, denominada INO-4800 y financiada por la Fundación Gates, se probará desde el lunes en 40 voluntarios, y los resultados del ensayo clínico podrían conocerse a finales de verano.
Escrito por: Eva Salabert

07/04/2020

Vacuna contra el coronavirus

Una vacuna experimental contra el COVID-19, que ha desarrollado la empresa de biotecnología Inovio Pharmaceuticals y ha contado con el apoyo financiero de la Fundación de Bill y Melinda Gates recibió ayer la aprobación oficial de la FDA para que puedan iniciarse los ensayos clínicos con seres humanos. Esta vacuna, denominada INO-4800, es la segunda que alcanza esta fase clínica, ya que la primera fue desarrollada por el laboratorio Moderna, de Massachussetts, que envió su primer lote a mediados de marzo.

Sin embargo, aunque se confirme que ambos fármacos resultan eficaces para prevenir la infección por coronavirus, aún tardarían entre 12 y 18 meses en recibir la aprobación necesaria para ser administradas a la población general.

Tras mostrar los estudios preclínicos en animales respuestas inmunitarias prometedoras, la potencial vacuna se probará en 40 voluntarios –en los que se analizará su respuesta inmune– en las próximas semanas en una de estas dos instituciones: o bien la Escuela de Medicina Perelman de Filadelfia (Pennsylvania), o el Centro de Investigación Farmacéutica, en Kansas City.

La nueva vacuna hace que las células del paciente produzcan un anticuerpo específico capaz de combatir una infección concreta

En este ensayo clínico de fase 1 a cada uno de los voluntarios se le administrarán dos dosis de la vacuna con cuatro semanas de diferencia. La primera de esas dosis estaba prevista para ayer. Inovio prevé que los resultados podrían estar disponibles a finales del verano, y si son positivos, la compañía comenzará otro estudio cuyo objetivo será evaluar la eficacia del medicamento contra el coronavirus.

El proceso en el que se prueba la efectividad y seguridad de una vacuna se compone de cuatro fases de pruebas en los seres humanos, y según se avanza en la investigación se aumenta el número de individuos en los grupos de control, así como la información disponible sobre el fármaco, como su efectividad en condiciones naturales, sus posibles efectos secundarios no deseados y la inmunidad que proporciona a largo plazo.

Estimular la producción de anticuerpos contra el SARS-CoV-2

La nueva vacuna forma parte de un grupo conocido como DNA y se compone de una estructura genética que al introducirse en un paciente actúa para que sus células produzcan un anticuerpo específico capaz de combatir una infección concreta. Este tipo de vacunas DNA ya se han aprobado para ser usadas en animales, pero todavía no están permitidas en seres humanos.

Anteriormente, Inovio ya había realizado un estudio similar en humanos con el objetivo de desarrollar una vacuna contra el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS), que provocó un brote epidémico en la región de la que toma su nombre, donde se estima que se produjeron el 80% de los casos detectados, y que entre 2012 y 2015 infectó a más de 8.000 individuos y casó la muerte de 774.

La vacuna de Inovio contra el MERS indujo la producción de anticuerpos en el 95% de los voluntarios, que permanecieron activos durante 60 semanas tras su administración

Los resultados de aquella investigación fueron prometedores porque la vacuna DNA de Inovio, denominada INO-4700, fue bien tolerada e indujo la producción de elevados niveles de anticuerpos en el 95% de los participantes, que permanecieron activos durante 60 semanas tras la administración de la dosis.

Fuentes de la compañía han explicado que si el ensayo tiene éxito podrían producir hasta un millón de dosis del medicamento hasta finales de año, que podrían emplearse en nuevas pruebas o como tratamiento de emergencia en el caso de que se aprobara dicho uso. Estas fuentes también han afirmado que el apoyo de la fundación de Bill y Melinda Gates ha resultado clave para llevar a cabo este proyecto; de hecho, Inovio es uno de los siete laboratorios que han seleccionado estos mecenas para dotarlos de la financiación necesaria para desarrollar una vacuna.

Bill Gates también financiará la construcción de siete fábricas

Bill Gates ha concedido estos días una entrevista a The Daily Show en la que ha explicado que colaborará con estados y empresas para financiar la construcción de fábricas en las que se produzcan siete vacunas simultáneamente, a pesar que al final como mucho se elegirán dos de estos fármacos, pero que este aporte económico en las primeras fases de la investigación puede acelerar el desarrollo de una vacuna que funcione, por lo que no van a perder tiempo planteándose cuál de ellas será efectiva antes de construir la fábrica.

En cuanto a los miles de millones de dólares que se van a invertir para construir fábricas en las que se elaboren vacunas que al final no sean útiles, Gates afirmó que “con la situación en la que estamos, donde las economías pierden billones de dólares, y eso es mil veces más que mil millones, vale la pena desde un punto de vista económico”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD