España mantiene una elevada tasa de trasplantes pese al COVID-19

La tasa de trasplantes en España es elevada a pesar de la crisis por COVID-19 y en 2020 se realizaron 4.425 trasplantes de órganos, de los que 197 se hicieron en niños y constituyen el récord de actividad pediátrica de la ONT.
Escrito por: Eva Salabert

18/01/2021

4425 trasplantes en España pese al COVID

La pandemia del coronavirus ha afectado a todo el sistema sanitario y también ha influido en las donaciones de órganos y los transplantes durante el año 2020, sin embargo, durante este pasado año se han realizado en España 4.425 trasplantes de órganos, que se corresponde con una tasa de 93,3 por millon de población (p.m.p.), lo que ha sido posible gracias a 1.777 personas que habían donado sus órganos antes de fallecer –lo que supone 37,4 donantes p.m.p.– y a 268 donantes vivos que donaron uno de sus riñones o una parte de su hígado.

En España, según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en 2020 se realizaron 2.700 trasplantes renales, 1.034 hepáticos, 336 pulmonares, 278 cardíacos, 73 de páncreas y 4 intestinales. La actividad de trasplante de donante vivo también se ha conseguido mantener, con un total de 257 renales y 11 hepáticos. Y un dato que muestra la excelencia del sistema es que se han realizado 197 trasplantes infantiles, que constituyen el récord de actividad pediátrica en la historia de la ONT, y uno de los objetivos recogidos en el Plan Estratégico “50x22”, con medidas para mejorar el acceso de los niños al trasplante.

Durante la crisis sanitaria por COVID-19 se han realizado 197 trasplantes infantiles, que constituyen el récord de actividad pediátrica en la historia de la ONT

De hecho, la tasa de donación de órganos en España es mucho más elevada que la que tenían el resto de países antes de la crisis sanitaria por COVID-19. Así, en 2019 Alemania registró 11,3, Australia 21,8, Canadá 22,2, Francia 29,4, Italia 25,3, Estados Unidos 36,1, Reino Unido 24,7 y la Unión Europea en su conjunto 22,5 donantes p.m.p.

En la primera ola de COVID descendieron los trasplantes

La Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, que ha dado a conocer estos datos en una rueda de prensa celebrada en la sede del Ministerio de Sanidad, a la que también ha asistido la Directora General de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, ha indicado que durante la primera ola del COVID-19, entre marzo y mayo de 2020, se produjo un descenso en la actividad de trasplantes, lo que impidió que se mantuviera el ritmo ascendente que se había alcanzado gracias a las medidas del Plan Estratégico “50X22” de la ONT, cuyo objetivo es alcanzar los 50 donantes p.m.p. y superar los 5.500 trasplantes en 2022.

En España en 2020 se realizaron 2.700 trasplantes renales, 1.034 hepáticos, 336 pulmonares, 278 cardíacos, 73 de páncreas y 4 intestinales

Esto es algo que probablemente se habría conseguido en 2020 si no hubiera sido por el SARS-CoV-2, pero la pandemia sobrecargó el sistema sanitario y las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que tuvieron que ser destinadas a pacientes con COVID-19. Como ha declarado la Secretaria de Estado “no debemos olvidar que solo entre el 1 y el 2% de las personas que fallecen en un hospital lo hacen en condiciones de ser donantes y lo hacen en las UCI, unidades que han estado muy saturadas, sobre todo en los momentos más críticos de la epidemia”. Además, el descenso de la actividad también se ha debido a la preocupación por la seguridad de los pacientes por el impacto que podría tener la infección por coronavirus en los receptores de un trasplante.

Desde junio hasta diciembre de 2020, sin embargo, el ritmo mensual de donaciones y trasplantes se aproximó al mismo periodo de tiempo de 2019. En esta crisis sanitaria se ha priorizado el trasplante de los pacientes en urgencia cero o en situación clínica muy grave, para los que el trasplante no puede esperar, así como de pacientes difíciles de trasplantar.

Perfil de los donantes de órganos

La donación en asistolia se está estableciendo como la principal vía de incremento del número de trasplantes, con un total de 621 donantes. Actualmente el 35% de los donantes lo son en asistolia; es decir, uno de cada tres, y más de 120 hospitales de todas las comunidades autónomas están acreditados para este tipo de donación. Los donantes fallecidos por accidentes de tráfico se sitúan en un 4,5%, uno de los más bajos de la última década.

La principal causa de fallecimiento de los donantes es el accidente cerebrovascular. Respecto a su edad, más de la mitad (54,1%) supera los 60 años, el 28% supera los 70 y un 5,4% los 80. La edad máxima de un donante efectivo se sitúa en 90 años, quien permitió realizar un trasplante de hígado y dos renales. Las negativas a la donación se sitúan en un 14%, un porcentaje que se reduce a un 10% en el caso de los donantes en asistolia.

Datos por Comunidades Autónomas

Nueve Comunidades Autónomas superan los 40 donantes p.m.p y cinco sobrepasan los 50 donantes p.m.p. Cantabria vuelve a liderar el ranking, con una tasa de 65,5 donantes p.m.p. Le siguen, por este orden, Navarra (53), Canarias (51,6), País Vasco (51,4) y Murcia (51).

Hay que destacar que tres Comunidades Autónomas han superado el número de donantes de 2019: La Rioja (+16,7%), Navarra (+2,9%) y Canarias (+2,8%), a pesar de las enormes dificultades que han tenido experimentado a consecuencia del coronavirus.

La ONT también informa de que se han realizado 1.125 trasplantes gracias al intercambio de órganos entre comunidades autónomas, lo que supone un 27,8% del total, y el 8,1% de los receptores han sido trasplantados en un centro fuera de su comunidad autónoma de residencia; unos datos que ponen de manifiesto el papel cohesionador del Sistema Español de Trasplantes.

Fuente: Ministerio de Sanidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD